Y que en días pasados nos colamos a la boda de Brenda y Rubén; grandes amigos, ella compañera de trabajo, él uno más de la gran familia de CLUB KAROMA. Así que no estaba permitido faltar y con cámara en mano, excelente compañía y un ambiente bien positivo y divertido disfrutamos todos de ese día. Aquí algunos recuerdos deseándoles mis mejores deseos en esta nueva etapa de sus vidas.